¡Llegaron los aceites esenciales certificados importados de países de todo el mundo!

La crema de manos ultra nutritiva es totalmente natural y artesanal realizada con materias primas de primera calidad seleccionadas a partir de su origen y teniendo en cuenta sus propiedades terapéuticas. La poderosa sinergia entre la aromaterapia y la eco cosmética da origen a sus beneficios: hidratar, calmar, nutrir y regenrar la piel de als manos, cuticulas y uñas. Es una crema concentrada que combina la hidratación y restauración profunda de la manteca de Karité orgánica con la cicatrización y efecto calmante de la Caléndula y Almendra. Por otra parte, el aceite esencial de Lavanda y el gel de Aloe Vera actúan desinflamando,cicatrizando y regenrando la piel en profundidad. La vitamina E es un potente antioxidante que actúa como anti-age. Es una crema ideal para pieles sensibles ya que no contiene químicos irritantes ni perfumes artificiales. Sus componentes han sido seleccionados pensando en este tipo de piel ya que son ampliamente tolerables, entre sus ingredientes principales y principios activos podemos encontrar:

Manteca de Karité orgánica de origen Ghana, Aceite esencial de Lavanda, Aceite macerado de Caléndula, Aceite de Almendras Dulces, Gel de Aloe Vera y Vitamina E.

Presentación: 60 cc

Modo de uso: Aplicar una pequeña cantidad en las manos y uñas masajeando la zona hasta su absorción. Puede ser utilizada cuantas veces sea necesario.

 

Información Aromaterapéutica y Científica de los principios activos de sus componentes:

1) Manteca de Karité orgánica de origen Ghana:

Nombre Botánico: Butyrospermum Parkii

Origen: Ghana

Método de obtención:  presión en frío de los frutos.

La manteca de Karité pura orgánica es un ingrediente muy popular utilizado en toda la industria cosmética debido a sus propiedades emolientes altamente eficaces. Se utiliza en la fabricación de lociones, cremas corporales, cremas para la piel, jabones de barra, en productos de maquillaje tales como bálsamos labiales entre otros. La manteca de Karité se usa para hidratar la piel seca y agrietada y mejorar su elasticidad. Es totalmente natural y puede ser utilizado tópicamente en todo el cuerpo.

La manteca de Karité orgánica sin refinar tiene efectos preventivos para combatir el envejecimiento de la piel. La manteca de Karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. Es muy eficiente en la regeneración de la piel, calma las pieles irritadas, y es muy efectivo como producto antienvejecimiento en la naturaleza.

Durante el embarazo previene la aparición y la formación de estrías. Durante la lactancia previene la formación de grietas en el pecho y protege al bebé de enrojecimientos de la piel por la fricción de los pañales, pudiéndolo aplicar cuantas veces sea necesario.

La manteca de Karité pura orgánica es muy útil para tratar los labios resecos por el frío, aporta un brillo natural. También se puede usar efectivamente en la nariz irritada por alergias o resfriados. Podemos utilizarla para dar a nuestra piel un efecto satinado, terso, hidratado y suave.

En deportistas se usa increíblemente para diversos objetivos. La manteca de Karité se usa como bloqueador por lo que para triatlonistas y personas que hagan deporte en el sol es muy efectivo por su protección solar natural sin taparle los poros.  Es muy efectiva para las articulaciones de codos y rodillas, dedos de los pies, talones y uñas, por lo que es muy recomendable para antes y después del ejercicio deportivo ya que elastifica la piel y suaviza las callosidades en un par de aplicaciones.

La Manteca de Karité protege el cabello del daño solar, al ejercer un efecto protector y regenerador de este, restaurando la estructura capilar, aportando brillo, suavidad y volumen.

Destaca por su intenso y duradero poder hidratante sobre el rostro y el cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina E, componente vital de las membranas celulares. Es un antiirritante por excelencia, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y para los que están mucho tiempo acostados, previniendo la aparición de llagas.

Se usa en todo tipo de pieles. No tapa los poros por lo que puede usarse sin problema en pieles grasas.

2) Aceite Esencial de Lavanda (Lavandula Angustifolia):

La verdadera lavanda destaca sus tallos azulados desde 800 m de altitud. En la antigüedad, se usaba para desinfectar y contra todo tipo de insectos. Es uno de los aceites esenciales en el kit familiar. Es valioso por sus virtudes relajantes, calmante, calmante, limpieza, purificación. Posee un aroma suave, dulce y floral, es penetrante, pigmentado, medicinal, fresco y reconfortante, con notas más dulces cuando se evapora, y sus efectos son estimulantes y energizantes.

El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades antinflamatorias, antifúngicas, antidepresivas, antisépticas, antibacterianas y antimicrobianas. También tiene efectos antiespasmódicos, analgésicos, desintoxicantes, hipotensivos y sedantes. Tratar trastornos de la piel como el acné, psoriasis, eczema y arrugas: También ayuda a formar tejidos de cicatriz, lo que podría ser esencial para la curación de heridas, cortaduras y quemaduras. La lavanda también puede ayudar a calmar las picaduras de insectos y picazón en la piel.

3)  Aceite Vegetal de Almendras dulces españolas:

La almendra dulce es un aceite vegetal conocido por sus poderes calmantes. Este aceite emoliente, suaviza la piel y promueve la curación de la piel agrietada e irritada.
Nombre botánico: Prunus amygdalus.
Nombre INCI: Prunus Amygdalus Dulcis Oil.
Propiedades organolépticas: principalmente el aspecto es líquido oleoso, y el color amarillo a ligeramente amarillo.
Notas olfativas: olor agradable, dulce y ligero.
Tacto: grasa.
Belleza: piel seca y muy seca, estrías.
Propiedades en aromaterapia: virtudes suavizantes, protectoras, nutritivas, hidratantes y calmantes.

4) Aceite Vegetal de maceración de flores de Caléndula:

"El remedio que repara tu piel"
El aceite de maceración de la caléndula es muy conocido por su poderosa acción antiinflamatoria. El aceite de caléndula previene el envejecimiento de la piel, captura los radicales libres y protege de la degeneración. El aceite macerado de la caléndula es una muy buena curación para pieles sensibles e irritadas, regenerar el tejido de la piel alterado, será su aliado en caso de una piel muy dañada.
Nombre botánico: Caléndula officinalis.
Método de obtención: este aceite se obtiene por maceración solar de flores de Caléndula (caléndula officinalis), en aceite de girasol 100% orgánico.
Propiedades organolépticas: la mayoría de las veces, líquido aceitoso claro, naranja-amarillo a anaranjado-amarillo.
Notas olfativas: olor suave y ligero.
Propiedades de la aromaterapia: propiedades anti-inflamatorias, curativas y asépticas, reconstituyentes y revitalizantes, suavizantes, calmante, irritantes, grietas, congelaciones, pequeñas heridas, quemaduras por afeitar, psoriasis, eczema, úlcera, herida, piel frágil ( bebés, niños, ...), quemaduras, quemaduras solares, dolor, picazón, urticaria, picaduras de insectos, piel seca y frágil, piel áspera.

5) Vitamina E (α-tocoferol):

La vitamina E está indicada como una de las mejores para el tratamiento de la piel, su acción antioxidante, rejuvenecedora y protectora de los radicales libres que causan el envejecimiento, la pone como una de las grandes aliadas para la belleza de tu cutis.

La Vitamina E participa en varias funciones esenciales del organismo, entre ellas, la piel. Se emplea para ayudar a corregir condiciones de sequedad y descamación de esta. Su acción se relaciona con el crecimiento de los tejidos epiteliales. El epitelio es el tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí que recubren las superficies libres del organismo, como la piel. Además, también actúa estimulando la mitosis que es la multiplicación de las células epidérmicas, es decir, las que están en la capa exterior de la piel. Dado que las células epidérmicas surgen de las células basales, la piel aumenta su espesor y se seca cuando dichas células están desprovistas de esta vitamina. Es decir que la Vitamina E ayuda a restaurar los tejidos dañados, aumenta la renovación celular y favorece el mantenimiento de la estructura de la epidermis, interviniendo en el control de la proliferación de las células. En el tejido conectivo, la Vitamina E incrementa la síntesis de colágeno. Posee un efecto regulador sobre la formación de queratina. Colabora además con la rápida cicatrización de heridas y con la protección general de la piel.

6) Gel de Aloe Vera:

El Aloe Vera (Aloe Barbadensis), también conocida en algunos lugares del mundo como sábila, es una de las plantas más valoradas en la industria cosmética por los múltiples beneficios que le puede aportar a la belleza de todo el cuerpo. Por eso es cada vez más habitual usar algún tipo de gel de aloe vera.

Cuenta con propiedades astringentes, antibacterianas e hidratantes que, al ser aplicada sobre la piel, favorecen su regeneración para mantenerla joven y libre de diversas imperfecciones.

También destaca como uno de los mayores refrescantes y cicatrizantes naturales, apropiado para el tratamiento de las quemaduras solares y otras lesiones que dañan la estructura natural de la piel y que derivan en marcas y envejecimiento prematuro.

Gran parte está compuesto por agua, pero también supone un aporte significativo de vitaminas A, C y E, cuya acción antioxidante puede inhibir el daño oxidativo.

Penetra en las tres capas de la piel (Epidermis, dermis, e hipodermis), elimina las bacterias y reduce los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la regeneración de nuevas células. Es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel.

Usado con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la medida de los poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje. Como el Aloe es astringente, se ha de combinar su uso con una crema hidratante. Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol, si se usa por un periodo largo de tiempo. El aloe, utilizado después del afeitado, da buenos resultados, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Así usando una loción después del afeitado, dará una sensación de gran alivio. Igualmente, en este sentido, es muy eficaz utilizado después de la depilación: evita erupciones, granitos y rojeces, cerrando rápidamente los poros dilatados. También es muy efectivo en la prevención o eliminación de pequeñas estrías. Es importante, la hidratación de la piel con aceite o crema después que el aloe haya penetrado en la piel.

Crema de manos y uñas ultra nutritiva y regeneradora con Karité orgánica, Caléndula, Almendras Dulces, Aloe Vera, Lavanda y Vitamina E.

$800
Crema de manos y uñas ultra nutritiva y regeneradora con Karité orgánica, Caléndula, Almendras Dulces, Aloe Vera, Lavanda y Vitamina E. $800
Entregas para el CP:

Medios de envío

La crema de manos ultra nutritiva es totalmente natural y artesanal realizada con materias primas de primera calidad seleccionadas a partir de su origen y teniendo en cuenta sus propiedades terapéuticas. La poderosa sinergia entre la aromaterapia y la eco cosmética da origen a sus beneficios: hidratar, calmar, nutrir y regenrar la piel de als manos, cuticulas y uñas. Es una crema concentrada que combina la hidratación y restauración profunda de la manteca de Karité orgánica con la cicatrización y efecto calmante de la Caléndula y Almendra. Por otra parte, el aceite esencial de Lavanda y el gel de Aloe Vera actúan desinflamando,cicatrizando y regenrando la piel en profundidad. La vitamina E es un potente antioxidante que actúa como anti-age. Es una crema ideal para pieles sensibles ya que no contiene químicos irritantes ni perfumes artificiales. Sus componentes han sido seleccionados pensando en este tipo de piel ya que son ampliamente tolerables, entre sus ingredientes principales y principios activos podemos encontrar:

Manteca de Karité orgánica de origen Ghana, Aceite esencial de Lavanda, Aceite macerado de Caléndula, Aceite de Almendras Dulces, Gel de Aloe Vera y Vitamina E.

Presentación: 60 cc

Modo de uso: Aplicar una pequeña cantidad en las manos y uñas masajeando la zona hasta su absorción. Puede ser utilizada cuantas veces sea necesario.

 

Información Aromaterapéutica y Científica de los principios activos de sus componentes:

1) Manteca de Karité orgánica de origen Ghana:

Nombre Botánico: Butyrospermum Parkii

Origen: Ghana

Método de obtención:  presión en frío de los frutos.

La manteca de Karité pura orgánica es un ingrediente muy popular utilizado en toda la industria cosmética debido a sus propiedades emolientes altamente eficaces. Se utiliza en la fabricación de lociones, cremas corporales, cremas para la piel, jabones de barra, en productos de maquillaje tales como bálsamos labiales entre otros. La manteca de Karité se usa para hidratar la piel seca y agrietada y mejorar su elasticidad. Es totalmente natural y puede ser utilizado tópicamente en todo el cuerpo.

La manteca de Karité orgánica sin refinar tiene efectos preventivos para combatir el envejecimiento de la piel. La manteca de Karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. Es muy eficiente en la regeneración de la piel, calma las pieles irritadas, y es muy efectivo como producto antienvejecimiento en la naturaleza.

Durante el embarazo previene la aparición y la formación de estrías. Durante la lactancia previene la formación de grietas en el pecho y protege al bebé de enrojecimientos de la piel por la fricción de los pañales, pudiéndolo aplicar cuantas veces sea necesario.

La manteca de Karité pura orgánica es muy útil para tratar los labios resecos por el frío, aporta un brillo natural. También se puede usar efectivamente en la nariz irritada por alergias o resfriados. Podemos utilizarla para dar a nuestra piel un efecto satinado, terso, hidratado y suave.

En deportistas se usa increíblemente para diversos objetivos. La manteca de Karité se usa como bloqueador por lo que para triatlonistas y personas que hagan deporte en el sol es muy efectivo por su protección solar natural sin taparle los poros.  Es muy efectiva para las articulaciones de codos y rodillas, dedos de los pies, talones y uñas, por lo que es muy recomendable para antes y después del ejercicio deportivo ya que elastifica la piel y suaviza las callosidades en un par de aplicaciones.

La Manteca de Karité protege el cabello del daño solar, al ejercer un efecto protector y regenerador de este, restaurando la estructura capilar, aportando brillo, suavidad y volumen.

Destaca por su intenso y duradero poder hidratante sobre el rostro y el cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina E, componente vital de las membranas celulares. Es un antiirritante por excelencia, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y para los que están mucho tiempo acostados, previniendo la aparición de llagas.

Se usa en todo tipo de pieles. No tapa los poros por lo que puede usarse sin problema en pieles grasas.

2) Aceite Esencial de Lavanda (Lavandula Angustifolia):

La verdadera lavanda destaca sus tallos azulados desde 800 m de altitud. En la antigüedad, se usaba para desinfectar y contra todo tipo de insectos. Es uno de los aceites esenciales en el kit familiar. Es valioso por sus virtudes relajantes, calmante, calmante, limpieza, purificación. Posee un aroma suave, dulce y floral, es penetrante, pigmentado, medicinal, fresco y reconfortante, con notas más dulces cuando se evapora, y sus efectos son estimulantes y energizantes.

El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades antinflamatorias, antifúngicas, antidepresivas, antisépticas, antibacterianas y antimicrobianas. También tiene efectos antiespasmódicos, analgésicos, desintoxicantes, hipotensivos y sedantes. Tratar trastornos de la piel como el acné, psoriasis, eczema y arrugas: También ayuda a formar tejidos de cicatriz, lo que podría ser esencial para la curación de heridas, cortaduras y quemaduras. La lavanda también puede ayudar a calmar las picaduras de insectos y picazón en la piel.

3)  Aceite Vegetal de Almendras dulces españolas:

La almendra dulce es un aceite vegetal conocido por sus poderes calmantes. Este aceite emoliente, suaviza la piel y promueve la curación de la piel agrietada e irritada.
Nombre botánico: Prunus amygdalus.
Nombre INCI: Prunus Amygdalus Dulcis Oil.
Propiedades organolépticas: principalmente el aspecto es líquido oleoso, y el color amarillo a ligeramente amarillo.
Notas olfativas: olor agradable, dulce y ligero.
Tacto: grasa.
Belleza: piel seca y muy seca, estrías.
Propiedades en aromaterapia: virtudes suavizantes, protectoras, nutritivas, hidratantes y calmantes.

4) Aceite Vegetal de maceración de flores de Caléndula:

"El remedio que repara tu piel"
El aceite de maceración de la caléndula es muy conocido por su poderosa acción antiinflamatoria. El aceite de caléndula previene el envejecimiento de la piel, captura los radicales libres y protege de la degeneración. El aceite macerado de la caléndula es una muy buena curación para pieles sensibles e irritadas, regenerar el tejido de la piel alterado, será su aliado en caso de una piel muy dañada.
Nombre botánico: Caléndula officinalis.
Método de obtención: este aceite se obtiene por maceración solar de flores de Caléndula (caléndula officinalis), en aceite de girasol 100% orgánico.
Propiedades organolépticas: la mayoría de las veces, líquido aceitoso claro, naranja-amarillo a anaranjado-amarillo.
Notas olfativas: olor suave y ligero.
Propiedades de la aromaterapia: propiedades anti-inflamatorias, curativas y asépticas, reconstituyentes y revitalizantes, suavizantes, calmante, irritantes, grietas, congelaciones, pequeñas heridas, quemaduras por afeitar, psoriasis, eczema, úlcera, herida, piel frágil ( bebés, niños, ...), quemaduras, quemaduras solares, dolor, picazón, urticaria, picaduras de insectos, piel seca y frágil, piel áspera.

5) Vitamina E (α-tocoferol):

La vitamina E está indicada como una de las mejores para el tratamiento de la piel, su acción antioxidante, rejuvenecedora y protectora de los radicales libres que causan el envejecimiento, la pone como una de las grandes aliadas para la belleza de tu cutis.

La Vitamina E participa en varias funciones esenciales del organismo, entre ellas, la piel. Se emplea para ayudar a corregir condiciones de sequedad y descamación de esta. Su acción se relaciona con el crecimiento de los tejidos epiteliales. El epitelio es el tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí que recubren las superficies libres del organismo, como la piel. Además, también actúa estimulando la mitosis que es la multiplicación de las células epidérmicas, es decir, las que están en la capa exterior de la piel. Dado que las células epidérmicas surgen de las células basales, la piel aumenta su espesor y se seca cuando dichas células están desprovistas de esta vitamina. Es decir que la Vitamina E ayuda a restaurar los tejidos dañados, aumenta la renovación celular y favorece el mantenimiento de la estructura de la epidermis, interviniendo en el control de la proliferación de las células. En el tejido conectivo, la Vitamina E incrementa la síntesis de colágeno. Posee un efecto regulador sobre la formación de queratina. Colabora además con la rápida cicatrización de heridas y con la protección general de la piel.

6) Gel de Aloe Vera:

El Aloe Vera (Aloe Barbadensis), también conocida en algunos lugares del mundo como sábila, es una de las plantas más valoradas en la industria cosmética por los múltiples beneficios que le puede aportar a la belleza de todo el cuerpo. Por eso es cada vez más habitual usar algún tipo de gel de aloe vera.

Cuenta con propiedades astringentes, antibacterianas e hidratantes que, al ser aplicada sobre la piel, favorecen su regeneración para mantenerla joven y libre de diversas imperfecciones.

También destaca como uno de los mayores refrescantes y cicatrizantes naturales, apropiado para el tratamiento de las quemaduras solares y otras lesiones que dañan la estructura natural de la piel y que derivan en marcas y envejecimiento prematuro.

Gran parte está compuesto por agua, pero también supone un aporte significativo de vitaminas A, C y E, cuya acción antioxidante puede inhibir el daño oxidativo.

Penetra en las tres capas de la piel (Epidermis, dermis, e hipodermis), elimina las bacterias y reduce los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la regeneración de nuevas células. Es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel.

Usado con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la medida de los poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje. Como el Aloe es astringente, se ha de combinar su uso con una crema hidratante. Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol, si se usa por un periodo largo de tiempo. El aloe, utilizado después del afeitado, da buenos resultados, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Así usando una loción después del afeitado, dará una sensación de gran alivio. Igualmente, en este sentido, es muy eficaz utilizado después de la depilación: evita erupciones, granitos y rojeces, cerrando rápidamente los poros dilatados. También es muy efectivo en la prevención o eliminación de pequeñas estrías. Es importante, la hidratación de la piel con aceite o crema después que el aloe haya penetrado en la piel.