¡Llegaron los aceites esenciales certificados importados de países de todo el mundo!

Crema hidratante de día para pieles sensibles es totalmente natural y artesanal realizada con materias primas de primera calidad seleccionadas a partir de su origen y teniendo en cuenta sus propiedades terapéuticas. La poderosa sinergia entre la aromaterapia y la eco cosmética da origen a sus beneficios: hidratar, calmar, desinflamar. Es una crema ideal para pieles sensibles ya que no contiene químicos irritantes ni perfumes artificiales. Sus componentes han sido seleccionados pensando en este tipo de piel ya que son ampliamente tolerables y tienen un efecto calmante en pieles irritadas, entre sus ingredientes principales y principios activos podemos encontrar:

Aceite de Caléndula, Aceite de Jojoba, Aceite de Argán, Aceite de Damasco, Aceite esencial de Lavanda, Aceite esencial de Manzanilla, Vitamina E y Vitamina A.

Modo de uso: Aplicar por el día idealmente en el rostro recién lavado con un jabón neutro (glicerina vegetal).

Información Aromaterapéutica y Científica de los principios activos de sus componentes:

1) Aceite Vegetal de maceración de flores de Caléndula:

"El remedio que repara tu piel"
El aceite de maceración de la caléndula es muy conocido por su poderosa acción antiinflamatoria. El aceite de caléndula previene el envejecimiento de la piel, captura los radicales libres y protege de la degeneración. El aceite macerado de la caléndula es una muy buena curación para pieles sensibles e irritadas, regenerar el tejido de la piel alterado, será su aliado en caso de una piel muy dañada.
Nombre botánico: Caléndula officinalis.
Método de obtención: este aceite se obtiene por maceración solar de flores de Caléndula (caléndula officinalis), en aceite de girasol 100% orgánico.
Propiedades organolépticas: la mayoría de las veces, líquido aceitoso claro, naranja-amarillo a anaranjado-amarillo.
Notas olfativas: olor suave y ligero.
Propiedades de la aromaterapia: propiedades anti-inflamatorias, curativas y asépticas, reconstituyentes y revitalizantes, suavizantes, calmante, irritantes, grietas, congelaciones, pequeñas heridas, quemaduras por afeitar, psoriasis, eczema, úlcera, herida, piel frágil ( bebés, niños, ...), quemaduras, quemaduras solares, dolor, picazón, urticaria, picaduras de insectos, piel seca y frágil, piel áspera.

2) Aceite Vegetal de Jojoba:

El aceite de jojoba orgánico variedad golden, hidrata, calma y revitaliza las pieles secas gracias a su composición cercana al sebo. Ideal para eliminar el maquillaje y nutrir el cabello seco y quebradizo. Este aceite sublima tu piel y cabello.
Nombre Botánico: Simmondsia Chinensis.
Nombre INCI: aceite de semilla de Simmondsia Chinensis.
Propiedades organolépticas: principalmente, el líquido aceitoso es bastante viscoso, de color amarillo claro a amarillo.
Notas olfativas: olor suave y vegetal.
Toque: Seco.
Belleza: previene, suaviza la piel sin dejar sensación grasosa, antienvejecimiento, acción sebo reguladora, trata el acné.
Propiedades en aromaterapia: no comedogénico, suaviza, protege, regula, hidrata.

3) Aceite Vegetal de Argán:

El aceite de Argán orgánico es rico en vitaminas A y E. Es conocido por sus propiedades nutritivas, suavizantes y poder antioxidante. Ideal para regenerar la piel madura. Es el llamado oro líquido de la dermocosmética.
Nombre Botánico: Argania Spinosa.
Nombre INCI: Argania Spinosa Kernel Oil.
Propiedades organolépticas: En su mayoría, aspecto líquido delgado y graso, y el color es amarillo a amarillo claro.
Notas olfativas: olor característico, bastante suave.
Tacto: aceitoso.
Belleza: revitaliza la piel sin tono, reduce las cicatrices. Da brillo al cabello aburrido y cansado.
Propiedades en aromaterapia: Regenera, revitaliza, protege contra el envejecimiento y protege la piel.

4) Aceite Vegetal de carozo de Damasco:

El aceite de semilla de Damasco (albaricoque) orgánico se extrae por prensado en frío del grano que se encuentra en el núcleo de la fruta. Es especialmente recomendado por sus virtudes antiarrugas, regeneradoras, hidratantes y suavizantes para la piel.
Nombre Botánico: Prunus armeniaca.
Nombre INCI: Prunus Armeniaca Kernel Oil.
Propiedades organolépticas: principalmente, aspecto líquido oleoso, color amarillo.
Notas olfativas: olor ligero, característico, amargo.
Tacto: grasa.
Belleza: un buen tónico para la luminosidad de la tez, cuidado anti-envejecimiento, aceite para después del sol, aceite para masaje, cabello seco, dañado o grasoso, todo tipo de pieles en particular pieles atópicas, aduladas, desvitalizadas, sin brillo.
Propiedades en aromaterapia: emoliente y nutritiva, suavizante de la piel, revitalizante y tonificante, antienvejecimiento, antiarrugas, fluido y seco, calmante para la piel irritada y cuidado y protección después del sol, contiene un filtro solar natural, anti deshidratante.

5) Aceite Esencial de Lavanda (Lavandula Angustifolia):

La verdadera lavanda destaca sus tallos azulados desde 800 m de altitud. En la antigüedad, se usaba para desinfectar y contra todo tipo de insectos. Es uno de los aceites esenciales en el kit familiar. Es valioso por sus virtudes relajantes, calmante, calmante, limpieza, purificación. Posee un aroma suave, dulce y floral, es penetrante, pigmentado, medicinal, fresco y reconfortante, con notas más dulces cuando se evapora, y sus efectos son estimulantes y energizantes.

El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades antinflamatorias, antifúngicas, antidepresivas, antisépticas, antibacterianas y antimicrobianas. También tiene efectos antiespasmódicos, analgésicos, desintoxicantes, hipotensivos y sedantes. Tratar trastornos de la piel como el acné, psoriasis, eczema y arrugas: También ayuda a formar tejidos de cicatriz, lo que podría ser esencial para la curación de heridas, cortaduras y quemaduras. La lavanda también puede ayudar a calmar las picaduras de insectos y picazón en la piel.

6) Aceite Esencial de Manzanilla (Anthemis Arvensis):

La manzanilla proporciona un aceite esencial excepcional para tratar las irritaciones cutáneas de cualquier tipo, pero también es muy bueno para tratar dolencias nerviosas. Una gota de manzanilla en la crema hidratante de día calmará todas las irritaciones de las pieles muy sensibles.

El aceite de manzanilla es muy conocido por sus increíbles propiedades antiinflamatorias. También es antiespasmódico, antiséptico, antidepresivo, antibiótico, carminativo, analgésico, tónico y bactericida. Estas propiedades beneficiosas son eficientes en el alivio o tratamiento de enfermedades tales como:

Alergias.

Irritaciones de la piel: Puede ayudar a calmar o tratar el acné, erupciones, eczema, heridas, dermatitis y piel seca.

Infecciones causadas por bacterias y hongos.

Espasmos musculares y tensión. Simplemente realiza un masaje sobre la zona afectada.

Artritis y reumatismo: puede aliviar los trastornos de sistema circulatorio estimulando la circulación y ayudando a eliminar las toxinas como el ácido úrico de la sangre.

Insomnio.

7) Vitamina E (α-tocoferol):

La vitamina E está indicada como una de las mejores para el tratamiento de la piel, su acción antioxidante, rejuvenecedora y protectora de los radicales libres que causan el envejecimiento, la pone como una de las grandes aliadas para la belleza de tu cutis.

La Vitamina E participa en varias funciones esenciales del organismo, entre ellas, la piel. Se emplea para ayudar a corregir condiciones de sequedad y descamación de esta. Su acción se relaciona con el crecimiento de los tejidos epiteliales. El epitelio es el tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí que recubren las superficies libres del organismo, como la piel. Además, también actúa estimulando la mitosis que es la multiplicación de las células epidérmicas, es decir, las que están en la capa exterior de la piel. Dado que las células epidérmicas surgen de las células basales, la piel aumenta su espesor y se seca cuando dichas células están desprovistas de esta vitamina. Es decir que la Vitamina E ayuda a restaurar los tejidos dañados, aumenta la renovación celular y favorece el mantenimiento de la estructura de la epidermis, interviniendo en el control de la proliferación de las células. En el tejido conectivo, la Vitamina E incrementa la síntesis de colágeno. Posee un efecto regulador sobre la formación de queratina. Colabora además con la rápida cicatrización de heridas y con la protección general de la piel.

8) Vitamina A (retinol o antixeroftálmica):

La vitamina A interviene, en el buen funcionamiento y la integridad epitelial en piel y mucosas. Actúa en la formación de las células cutáneas, en la estructura de la piel, la adhesión entre células, la descamación y la reparación celular.

Estimula la hidratación al favorecer la fabricación de moléculas que retienen agua en la matriz extracelular de la piel, como el ácido hialurónico. Y también favorece la formación de colágeno, la sustancia responsable de dar elasticidad y turgencia a la piel.

Hay que destacar también su labor antioxidante neutralizando radicales libres y su función inmunitaria sobre la piel, lo que la hace imprescindible en el proceso de cicatrización.

Por ello incorporamos vitamina A a los cosméticos, para dotarlos de mayor poder antiarrugas, para proveer de un plus de hidratación, mejorando rápidamente el aspecto natural de nuestra piel.

 

Crema hidratante de DÍA para pieles sensibles de Argán, Caléndula y Manzanilla.

$900
Crema hidratante de DÍA para pieles sensibles de Argán, Caléndula y Manzanilla. $900
Entregas para el CP:

Medios de envío

Crema hidratante de día para pieles sensibles es totalmente natural y artesanal realizada con materias primas de primera calidad seleccionadas a partir de su origen y teniendo en cuenta sus propiedades terapéuticas. La poderosa sinergia entre la aromaterapia y la eco cosmética da origen a sus beneficios: hidratar, calmar, desinflamar. Es una crema ideal para pieles sensibles ya que no contiene químicos irritantes ni perfumes artificiales. Sus componentes han sido seleccionados pensando en este tipo de piel ya que son ampliamente tolerables y tienen un efecto calmante en pieles irritadas, entre sus ingredientes principales y principios activos podemos encontrar:

Aceite de Caléndula, Aceite de Jojoba, Aceite de Argán, Aceite de Damasco, Aceite esencial de Lavanda, Aceite esencial de Manzanilla, Vitamina E y Vitamina A.

Modo de uso: Aplicar por el día idealmente en el rostro recién lavado con un jabón neutro (glicerina vegetal).

Información Aromaterapéutica y Científica de los principios activos de sus componentes:

1) Aceite Vegetal de maceración de flores de Caléndula:

"El remedio que repara tu piel"
El aceite de maceración de la caléndula es muy conocido por su poderosa acción antiinflamatoria. El aceite de caléndula previene el envejecimiento de la piel, captura los radicales libres y protege de la degeneración. El aceite macerado de la caléndula es una muy buena curación para pieles sensibles e irritadas, regenerar el tejido de la piel alterado, será su aliado en caso de una piel muy dañada.
Nombre botánico: Caléndula officinalis.
Método de obtención: este aceite se obtiene por maceración solar de flores de Caléndula (caléndula officinalis), en aceite de girasol 100% orgánico.
Propiedades organolépticas: la mayoría de las veces, líquido aceitoso claro, naranja-amarillo a anaranjado-amarillo.
Notas olfativas: olor suave y ligero.
Propiedades de la aromaterapia: propiedades anti-inflamatorias, curativas y asépticas, reconstituyentes y revitalizantes, suavizantes, calmante, irritantes, grietas, congelaciones, pequeñas heridas, quemaduras por afeitar, psoriasis, eczema, úlcera, herida, piel frágil ( bebés, niños, ...), quemaduras, quemaduras solares, dolor, picazón, urticaria, picaduras de insectos, piel seca y frágil, piel áspera.

2) Aceite Vegetal de Jojoba:

El aceite de jojoba orgánico variedad golden, hidrata, calma y revitaliza las pieles secas gracias a su composición cercana al sebo. Ideal para eliminar el maquillaje y nutrir el cabello seco y quebradizo. Este aceite sublima tu piel y cabello.
Nombre Botánico: Simmondsia Chinensis.
Nombre INCI: aceite de semilla de Simmondsia Chinensis.
Propiedades organolépticas: principalmente, el líquido aceitoso es bastante viscoso, de color amarillo claro a amarillo.
Notas olfativas: olor suave y vegetal.
Toque: Seco.
Belleza: previene, suaviza la piel sin dejar sensación grasosa, antienvejecimiento, acción sebo reguladora, trata el acné.
Propiedades en aromaterapia: no comedogénico, suaviza, protege, regula, hidrata.

3) Aceite Vegetal de Argán:

El aceite de Argán orgánico es rico en vitaminas A y E. Es conocido por sus propiedades nutritivas, suavizantes y poder antioxidante. Ideal para regenerar la piel madura. Es el llamado oro líquido de la dermocosmética.
Nombre Botánico: Argania Spinosa.
Nombre INCI: Argania Spinosa Kernel Oil.
Propiedades organolépticas: En su mayoría, aspecto líquido delgado y graso, y el color es amarillo a amarillo claro.
Notas olfativas: olor característico, bastante suave.
Tacto: aceitoso.
Belleza: revitaliza la piel sin tono, reduce las cicatrices. Da brillo al cabello aburrido y cansado.
Propiedades en aromaterapia: Regenera, revitaliza, protege contra el envejecimiento y protege la piel.

4) Aceite Vegetal de carozo de Damasco:

El aceite de semilla de Damasco (albaricoque) orgánico se extrae por prensado en frío del grano que se encuentra en el núcleo de la fruta. Es especialmente recomendado por sus virtudes antiarrugas, regeneradoras, hidratantes y suavizantes para la piel.
Nombre Botánico: Prunus armeniaca.
Nombre INCI: Prunus Armeniaca Kernel Oil.
Propiedades organolépticas: principalmente, aspecto líquido oleoso, color amarillo.
Notas olfativas: olor ligero, característico, amargo.
Tacto: grasa.
Belleza: un buen tónico para la luminosidad de la tez, cuidado anti-envejecimiento, aceite para después del sol, aceite para masaje, cabello seco, dañado o grasoso, todo tipo de pieles en particular pieles atópicas, aduladas, desvitalizadas, sin brillo.
Propiedades en aromaterapia: emoliente y nutritiva, suavizante de la piel, revitalizante y tonificante, antienvejecimiento, antiarrugas, fluido y seco, calmante para la piel irritada y cuidado y protección después del sol, contiene un filtro solar natural, anti deshidratante.

5) Aceite Esencial de Lavanda (Lavandula Angustifolia):

La verdadera lavanda destaca sus tallos azulados desde 800 m de altitud. En la antigüedad, se usaba para desinfectar y contra todo tipo de insectos. Es uno de los aceites esenciales en el kit familiar. Es valioso por sus virtudes relajantes, calmante, calmante, limpieza, purificación. Posee un aroma suave, dulce y floral, es penetrante, pigmentado, medicinal, fresco y reconfortante, con notas más dulces cuando se evapora, y sus efectos son estimulantes y energizantes.

El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades antinflamatorias, antifúngicas, antidepresivas, antisépticas, antibacterianas y antimicrobianas. También tiene efectos antiespasmódicos, analgésicos, desintoxicantes, hipotensivos y sedantes. Tratar trastornos de la piel como el acné, psoriasis, eczema y arrugas: También ayuda a formar tejidos de cicatriz, lo que podría ser esencial para la curación de heridas, cortaduras y quemaduras. La lavanda también puede ayudar a calmar las picaduras de insectos y picazón en la piel.

6) Aceite Esencial de Manzanilla (Anthemis Arvensis):

La manzanilla proporciona un aceite esencial excepcional para tratar las irritaciones cutáneas de cualquier tipo, pero también es muy bueno para tratar dolencias nerviosas. Una gota de manzanilla en la crema hidratante de día calmará todas las irritaciones de las pieles muy sensibles.

El aceite de manzanilla es muy conocido por sus increíbles propiedades antiinflamatorias. También es antiespasmódico, antiséptico, antidepresivo, antibiótico, carminativo, analgésico, tónico y bactericida. Estas propiedades beneficiosas son eficientes en el alivio o tratamiento de enfermedades tales como:

Alergias.

Irritaciones de la piel: Puede ayudar a calmar o tratar el acné, erupciones, eczema, heridas, dermatitis y piel seca.

Infecciones causadas por bacterias y hongos.

Espasmos musculares y tensión. Simplemente realiza un masaje sobre la zona afectada.

Artritis y reumatismo: puede aliviar los trastornos de sistema circulatorio estimulando la circulación y ayudando a eliminar las toxinas como el ácido úrico de la sangre.

Insomnio.

7) Vitamina E (α-tocoferol):

La vitamina E está indicada como una de las mejores para el tratamiento de la piel, su acción antioxidante, rejuvenecedora y protectora de los radicales libres que causan el envejecimiento, la pone como una de las grandes aliadas para la belleza de tu cutis.

La Vitamina E participa en varias funciones esenciales del organismo, entre ellas, la piel. Se emplea para ayudar a corregir condiciones de sequedad y descamación de esta. Su acción se relaciona con el crecimiento de los tejidos epiteliales. El epitelio es el tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí que recubren las superficies libres del organismo, como la piel. Además, también actúa estimulando la mitosis que es la multiplicación de las células epidérmicas, es decir, las que están en la capa exterior de la piel. Dado que las células epidérmicas surgen de las células basales, la piel aumenta su espesor y se seca cuando dichas células están desprovistas de esta vitamina. Es decir que la Vitamina E ayuda a restaurar los tejidos dañados, aumenta la renovación celular y favorece el mantenimiento de la estructura de la epidermis, interviniendo en el control de la proliferación de las células. En el tejido conectivo, la Vitamina E incrementa la síntesis de colágeno. Posee un efecto regulador sobre la formación de queratina. Colabora además con la rápida cicatrización de heridas y con la protección general de la piel.

8) Vitamina A (retinol o antixeroftálmica):

La vitamina A interviene, en el buen funcionamiento y la integridad epitelial en piel y mucosas. Actúa en la formación de las células cutáneas, en la estructura de la piel, la adhesión entre células, la descamación y la reparación celular.

Estimula la hidratación al favorecer la fabricación de moléculas que retienen agua en la matriz extracelular de la piel, como el ácido hialurónico. Y también favorece la formación de colágeno, la sustancia responsable de dar elasticidad y turgencia a la piel.

Hay que destacar también su labor antioxidante neutralizando radicales libres y su función inmunitaria sobre la piel, lo que la hace imprescindible en el proceso de cicatrización.

Por ello incorporamos vitamina A a los cosméticos, para dotarlos de mayor poder antiarrugas, para proveer de un plus de hidratación, mejorando rápidamente el aspecto natural de nuestra piel.